miércoles, 14 de diciembre de 2011

~140.

21:00 h de la noche, entro por la puerta de mi habitación y me tiro sobre la cama. Suspiro, enciendo una barilla de incienso y cierro los ojos, Norah Jones suena de fondo haciendo el ambiente más ameno.
(http://www.youtube.com/watch?v=tO4dxvguQDk&feature=fvst)


¿Sabes? A veces pienso que cuando yo hablo, el resto del mundo grita, y mi voz queda enterrada entre tal cantidad de ruido que, al final, sólo unos pocos pueden llegar a escucharme.
Es como si estuviera encerrada en una sala, y cada vez que intento decir algo las palabras rebotasen contra la pared, yo intento gritar, pero ocurre lo mismo una y otra vez... Y sólo en ocasiones contadas, notas que hay alguien al otro lado de esas paredes, alguien que está dispuesto a escucharte, que muestra verdadero interés por saber qué es lo que con tanta insistencia quieres contar al mundo.
De modo que pega su oreja a la pared y ya no hace falta que eleves la voz, un susurro basta, aquellos que de verdad lo deseen seran capaces de escuchar tus palabras como si estuvieras gritando.
Cuando esto sucede, como por arte de magia, una sonrisa se dibuja en mi rostro, se me enternece la mirada y la opresión que el murmullo de los demás ejercía sobre mi, desaparece.
Pero no creais que  es fácil encontrar a alguien que este dispuesto a pegar su oreja a la pared de tu sala, muchos lo intentan, pero no son capaces de entender nada. Paciencia. Siempre hay una persona que conoce el verdadero significado de la palabra "escuchar" y que sabe llevarlo a cabo. Todo es cuestión de tiempo...



Little M.

domingo, 4 de diciembre de 2011

~139.

"¿Qué se siente al ser tan joven? Dime que se siente en pleno caos emocional.¿Qué se siente al ser eterno? Dime que se siente cuando el tiempo esta de más.
Debe ser tan increíble, no lo puedo recordar."

— ¿Qué se siente al ser tan joven? - La Casa Azul

sábado, 3 de diciembre de 2011

~138.

"Soy de las que prefiere una caminata nocturna, a una cena prefabricada en un lujoso restaurante. Soy de las que se impresiona con detalles -que para muchos son insignificantes-. Soy de las que ve las nubes y se desvive pensando en mil y una cosa. Soy lo que soy, pues no hay más que se pueda hacer. Soy de las que no se muestra al principio, de las que tienes que ir descubriendo de a poco, a la que le tienes que preguntar un millar de veces por lo que siente. Soy de las que se ve infantil por fuera, pero que en el momento adecuado, sabe pararse en un esquina y decir: Bien, es el momento de colocarnos serios. Soy de la que se fija en tus gestos y no en tu cartera. Soy de las que sueña con un romance de película, sin ser “esa persona” el príncipe, ni yo la princesa. Soy de las que cree que la realidad es hermosa a su manera, que más vale soñar despierta sin cerrar los ojos. Soy de las que en un suspiro se desarma y que sufre en el silencio de una sonrisa. Soy de las que no desea más y siempre está buscando la manera de sorprenderse. Esa soy, imperfecta, cauta, incalculable. Soy de las que no miden el amor en escala, de las que le temen a ese sentimiento pero que lo esperan con ansías. Soy de las que viven errando pero con la conciencia tranquila, pues la mayoría de las veces he de aprender de ellos, aunque cueste. Soy de las que camina hacia adelante, media insegura, media incauta. Esa soy. Esa seré. No me molesta admitirlo."


domingo, 27 de noviembre de 2011

~137.

Cierra los ojos y recuerda su olor, el tacto de sus manos sobre las tuyas, y el calor de aquellos besos.Recuerda su voz, sus abrazos y como lograba que te derritieras con tan solo una caricia en la mejilla.
Hace frío...
Sigue recordando, cada poro de su piel, cada pestaña, cada pliegue de sus labios.
Tu cabeza apoyada en su brazo, tus ganas, las suyas.
Recuerda, recuerda con precisión cada detalle, cada susurro, cada mirada, hasta que el frío desaparezca, y te veas envuelta por completo en un cálido recuerdo de una noche de invierno...





Little M.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

~136.

"El placer no está en follar, es igual que con las drogas. A mí no me atrae un buen culo,o un par de tetas. Bueno... no es que no me atraigan, claro que me atraen, pero no me seducen. Me seducen las mentes, me seduce la inteligencia, me seduce una cara y un cuerpo cuando veo que hay una mente que los mueve que vale la pena conocer. Conocer, poseer, dominar, admirar.La mente. Yo hago el amor con las mentes. ¡Hay que follarse a las mentes!"


sábado, 29 de octubre de 2011

~135.

Vete, está bien, pero concédeme la tranquilidad de no volver a recordarte...





Little M.


martes, 25 de octubre de 2011

~134.

"A sonreír se aprende habiendo llorado mucho.
Y una matización importante. No confundirse. Sonreír no tiene nada que ver con reír. Simplemente comparten letras. La sonrisa crece. La risa estalla. La sonrisa calla. La risa berrea. La sonrisa escucha. La risa habla. Pero si se puede sonreír incluso mientras se llora. Con eso está todo dicho.


De cualquier modo, si hay algo que realmente me fascina del acto de sonreír es lo mucho que se obtiene frente a lo poco que cuesta. Lo poco que abunda frente a lo gratis que es."

-“El teorema de la sonrisa”, R. Mejide

jueves, 20 de octubre de 2011

~133.

"Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos." -Charles Bukowski

sábado, 15 de octubre de 2011

~132.

"¿Qué queréis las mujeres? eh, qué queréis? ¡Queréis putos supermanes! Queréis tíos fuertes pero que tengan tipín, que tengan pinta de atormentados pero que sean graciosos. Os gustan poetas, pero un poco brutos. Queréis que sean constantes pero que sepan sorprenderos, queréis que sean sinceros pero que conserven el misterio, que estén locos por vosotras pero que pasen de vuestro culo. Queréis que sean guapos pero que la belleza no importe, que tengan un buen rabo pero que el tamaño de igual… joder! ¡Queréis súper héroes del equilibrismo! Queréis que tengan la capacidad de abriros el cielo en un momento pero solo para vosotras. Queréis que no tengan secretos pero también que sean como desconocidos cada vez para que luego podáis sentir las putas hormiguitas en el estómago. ¡Lo queréis todo coño! Todo…"



miércoles, 5 de octubre de 2011

~131.

Dime que lo sientes, que no te lo explicas pero que lo sientes, ahora.
Dime que tienes ganas de escuchar mi respiración en tu oído mientras se te pone la piel de gallina. Dime que tienes ganas de mi, de nosotros.



Little M.

lunes, 3 de octubre de 2011

~130.

Mujer perfecta? Bob Marley lo dijo:"Ella no es perfecta, Tú tampoco lo eres, y ustedes dos nunca serán perfectos, Pero si ella puede hacerte reír al menos una vez, te hace pensar dos veces, si admite ser humana y cometer errores, no la dejes ir y dale lo mejor de ti. Ella no va a recitarte poesía, no está pensando en ti en todo momento, pero te dará una parte de ella que sabe que podrías romper. No la lastimes, no la cambies, y no esperes de ella más de lo que puede darte. No analices. Sonríe cuando te haga feliz, grita cuando te haga enojar y extráñala cuando no esté. Ama con todo tu ser cuando recibas su amor. Porque no existen las chicas perfectas, pero siempre habrá una chica que es perfecta para ti.."


domingo, 2 de octubre de 2011

~129.

"Un día sintió que el brillo de una mirada y de una sonrisa destacaban entre todos los demás.
Aquellos ojos y aquella sonrisa le rodearon como si fueran brazos."

miércoles, 21 de septiembre de 2011

~128.

Soy lo que mas odio y amo.
Soy lo que me repugna y me atrae.
Soy un reflejo de mi personalidad.
Una de tantas de las que no logré matar.






lunes, 12 de septiembre de 2011

~127.

Cuando ya creía que tenía todas las respuestas que necesitaba, se me ocurren más preguntas..


Little M.

miércoles, 31 de agosto de 2011

~126.

Conozco esas lágrimas que no caen y se consumen en los ojos, conozco ese dolor feliz, esa especie de felicidad dolorosa, ese ser y no ser, ese tener y no tener, ese querer y no poder.


~125.

"Me gusta la gente que vibra. Que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y  lo hace. La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad."

-Mario Benedetti.




lunes, 29 de agosto de 2011

~124.

Soy loca, soy dulce, soy soñadora, soy inocente, soy agradable, soy fuerte, soy habladora, soy la lluvia, los gatos y las croquetas de mi papá. Soy una sonrisa torcida, soy la Vía Láctea, soy un "algún día" muy próximo, soy una caída tonta, soy el roce de tus sábanas, soy la brisa del mar. Soy todo y nada. Soy el monstruo que se esconde debajo de tu cama y el ratoncito Perez. Soy una rabieta, una cara de niña y un corazón de mujer.
Soy roja, amarilla y morada,  soy libre, soy inquieta, soy un beso en la espalda, una tormenta de verano, y las gotas resbalando por tu piel. Soy todo lo que desearías tener, lo que tienes, y lo que jamás tendrás. Soy mucho más de lo que ves. Soy 100 defectos y 101 virtudes. Soy una estrella fugaz, soy el "quiero pero no puedo" y el "quiero y como quiero, puedo". Soy el coletero que siempre se pierde, la hierba recién cortada, el olor a chimenea, y la nariz de tu gato. Soy sencilla y complicada, soy revoltosa, soy Marta, Martona, Martuqui, Martulis y Martita.


Soy permanente y efímera. Soy la constelación que forman tus lunares, la impaciencia por descubrir las sorpresas, la mosca que zumba en tu oreja, soy el placer de conseguir lo que deseabas.
Soy mía, y jamás seré tuya.







Little M.


domingo, 21 de agosto de 2011

~123

Ella era de ese tipo de personas que de un granito de arena hacen una montaña, para lo bueno y para lo malo.
Tierna, a veces la podías ver acurrucada en el sillón pidiendo una buena ración de mimos. Las peleas de almohadas eran su pasatiempo favorito, las cosquillas la cambiaban por completo y podias ver el grado de felicidad que sentía en el momento según lo achinados que estuvieran sus ojos.
Era algo exigente, pero a decir verdad no pedía demasiado. Tan sólo tener alguien con quien compartir las castañas asadas en invierno, alguien que la hiciera evadirse de la realidad, y que de vez en cuando, la regalase un abrazo de oso.
Soñadora hasta la muerte. De mente inquieta, incapaz de mantenerse en el mundo real más de 1 hora, siempre necesitó alguien que la pusiera los pies en la tierra en algunas ocasiones.

...Y esque si la paran los pies, la salen alas.



Little M.


miércoles, 3 de agosto de 2011

~122.

No diré nada, tan sólo lee mi mirada.

Little M.

sábado, 2 de julio de 2011

~121.


"Darte las buenas noches es una razón perfecta para despertar donde quiera que este a diario, es decirte te quise hoy pero mañana es seguro que te querré más. Es darte un beso en la frente para decir que te cuidaré en la hora más oscura del dia, es ver que estás cubierta del frío y claro de tus miedos. Es como una promesa de dormir pensando en ti….
Mañana sera mejor,
Buenas noches, princesa."


lunes, 6 de junio de 2011

~120.

- ¿Qué haces?
- Me marcho.
- Parece que huyas.
- ¿Huir? ¿De qué?
- No sé si huyes buscando algo que deseas o huyes dejando algo que te da miedo desear.




domingo, 22 de mayo de 2011

~119.

Y creo que con decirte que no hay nada cómo tus abrazos, lo entenderás todo.


¿Sabes guardar secretos?


Little M.


lunes, 16 de mayo de 2011

~118.


Si te gusta cuando se despierta, te va a gustar toda la vida.

Little M.

martes, 10 de mayo de 2011

~117.

Búscame allí donde solíamos gritar de felicidad, donde la lluvia empapaba más que nunca, donde derramé miles de sonrisas, búscame en las tres estrellas, entre los cojines, búscame en el mar, perdida entre las olas.
Búscame en tus caídas tontas, en las miradas, en los andares de la gente. Búscame en cada canción, debajo de las mantas, escondida entre la hierba, en las copas de los árboles, en tu helado favorito, búscame entre los gatos callejeros, en Madrid y en Noruega, en los rayos de Sol, en la Luna, búscame en las ráfagas de aire, en el olor a tierra mojada, en los mordiscos, en las noches sin dormir.
Busca dentro de ti, y me habrás encontrado.





Y decirte alguna tontería, por ejemplo, te quiero.


Little M.

miércoles, 4 de mayo de 2011

~116.

De repente se paró en seco, se quito los cascos, y se giró con la esperanza de que allí estuviera él, a escasos centímetros de ella, queriendo robarla un beso más y una última sonrisa en la que pensar antes de irse a dormir...



Little M.

viernes, 29 de abril de 2011

~115.


“Entonces dejé de examinarme en el espejo para compararme con las mujeres perfectas del cine y las revistas, y decidí que era bella por la simple razón de que tenía ganas de serlo”.
Eva Luna.





jueves, 28 de abril de 2011

~114.

Te cambio por mi tiempo, por mi espacio. Te cambio por largos ratos bajo la ducha, por ejercicios acompañados de atardeceres llenos de música extraña, te cambio por el sol, por todos los días de calor y frío fuera de los rutinarios normales de fresco agradable. Te cambio por esa sensación de sábanas nuevas, por la espuma de mi capuchino, por el mar. Te cambio por cientos de películas…





¡Eres mejor que la nocilla!


P.D: ttqq infinito.


Little M.

miércoles, 27 de abril de 2011

~113.

¿Ves? Es tan fácil perder la cabeza… Me conformo con poco que me des, si te puedo tener otra noche entera. Sé que la próxima vez que te vea, no me aguanto y me como la noche en tu piel si me dejas.



Little M.

martes, 19 de abril de 2011

~112.





Búscame, y me encontrarás.


Little M.

miércoles, 13 de abril de 2011

~111.

Las palabras fueron los cómplices.
Las lágrimas los testigos.
Y aquella mirada, el asesino.



    Sin darnos cuenta, todo se fue desvaneciendo poco a poco.


Little M.

lunes, 11 de abril de 2011

~110.

-No entiendo que está pasando...
-Pasan tantas cosas...pasan tus caricias, pasa el tiempo, los complejos y el agobio. Pasa que lo que antes era malo, ahora es peor, las lágrimas sin sentido, las sonrisas cómplices y las tardes en la hierba. Pasa que yo sé lo que quiero, y tú todavía no te has dado cuenta.


Little M.

domingo, 3 de abril de 2011

~109.

Eso de tener ganas de gritar mil cosas y no saber por donde empezar. Y estallas, empiezas a llorar sin saber por qué, no entiendes ni quieres entender, solo desahogarte, y sentir que todo vuelve a estar bien, en su sitio. Entonces te encojes y cierras los ojos. Piensas, y te das cuenta de todo. Que necesitas sentirte segura, relajarte, confiar,que te quieran hoy, mañana, y pasado, y que te lo hagan saber, sobre todo eso. Necesitas preocuparte menos y disfrutar más, paciencia, fuerza, cariño, mucho cariño, y que te den un beso en la frente al dormir como a los niños pequeños. Necesitas que te cuiden y protejan, que te hagan sonreír y que te miren con deseo, necesitas que te recuerden que eres única.


Little M.

martes, 29 de marzo de 2011

~108.

Fue como empezar de 0. Dejar atrás las discusiones, los lloros, las preocupaciones, los besos, los abrazos, los "lo siento", los "te quiero", los paseos, las canciones, las sonrisas, todo. 
Arranqué la hoja del cuaderno, la arrugué, y la tiré a la papelera prometiéndome a mi misma que jamás volvería a cometer aquellos errores



Little M.

lunes, 28 de marzo de 2011

lunes, 21 de marzo de 2011

~106.

Ahí estaba ella, una noche más.
Sentada al final de las escaleras de siempre, con el cigarro de siempre en la mano derecha. Con esa forma de sostenerlo tan peculiar, tan suya.
Le da una calada, cierra los ojos, absorbe, y parece que nota como ese humo se cuela dentro de sus pulmones, como la llena. Acto seguido, lo expulsa, suspira y mira al cielo. Sonríe.
Baja la mirada y se detiene a observar como se va consumiendo poco a poco el cigarro, como todo acaba reducido a ceniza.
Entonces se recoge el pelo detrás de las orejas y gira la cabeza, se da cuenta de que la estoy mirando, sonríe y me saca la lengua.
Siento la necesidad de ir corriendo hacia ella, y preguntarla en que piensa cada noche allí sentada, conocerla y poder abrazarla. Pero, en cambio, me levanto del suelo y me dispongo a irme, es tarde. 
Quizás mañana sea esa noche.




Little M.

lunes, 14 de marzo de 2011

~105.

Eso de tener su olor impregnado en tu almohada, cerrar los ojos, y escuchar el eco de los latidos de su corazón. Eso de las sonrisas sin razón aparente. Eso de querer hacerlo todo y ahora. Eso de planear un futuro. Eso de que el tiempo se altera por completo. Eso de querer/le. De reír. De llorar. De sentir. De crecer. Eso de aprender de los errores. De que no hay nada mejor que su sonrisa.


¿Sabes todo eso? Y lo de, da igual cuando, cómo y dónde lo importante es que sea contigo.




 Que el frío del invierno no importa si están ahí tus abrazos...








Little M.

martes, 8 de marzo de 2011

~104.

Y la mira como si quisiera arrancarla el alma a mordiscos, queriendo hacer tanto y pudiendo hacer tan poco.



Little M.

lunes, 7 de marzo de 2011

~103.





Quiero mirarte y sentir.

miércoles, 2 de marzo de 2011

~102.

Muchos pensaron que estaba loca, que sólo quería llamar la atención. Pocos supieron ver todo el dolor que había ante ellos. Todas las lágrimas que derramó cuando nadie la veía, la angustia de no saber como afrontar lo que su forma de ver la realidad conlleva, el miedo a ser rechazada al pedir ayuda y lo indefensa que se sentía.
Día tras día, esperando a estar conforme con la imagen que se reflejaba en el cristal de los portales. Pero una y otra vez fracasaba, volvía a caer. A cada minuto que pasaba se veía más sola, de manera que aumentaba un poco más su obsesión.
Era como estar metida dentro de un bucle de subidas y bajadas de ánimo constantes.


Y entonces, apareció él. Con sus soluciones estúpidas y sin sentido, pero que la sacaban la más sincera de las sonrisas. 
De hecho, me atrevería a decir que tenía la sonrisa más bonita que jamás haya visto, tan dulce y cálida, tan parecida a ella.






Little M.

lunes, 28 de febrero de 2011

~101.

Con desquiciadas como yo, la vida se resume en dos extremos que, cuando se mezclan, estallan.





UNtouchable.


sábado, 26 de febrero de 2011

~100.

Y allí, en el mismo banco en el que una fría noche, mientras me abrazabas tratando de darme todo tu calor, te dije que no quería seguir cayéndome una y otra vez y que tengan que ayudarme a levantarme, me di cuenta de lo que quiero realmente. Que sí, que quiero tropezar, y si puede ser todos los días. Pero quiero que tú me ayudes a recuperarme, quiero que tú me des la confianza que me falta, y que aunque parezca imposible, me digas que si me lo propongo puedo volar alto, muy alto. Que no quiero que seas como las típicas "parejitas Tuenti" que se ponen textos cursis sacados de Google en el tablón y luego, cuando están solos, cuando no tienen que dar la impresión de que están "enamorados" ante todos sus amigos, lo único que saben decirse es "te amo, te amo, te amo, eres mi vida entera, vamos a estar siempre juntos" de forma que el "te amo" pierde todo su sentido y para colmo lo dejan a los 2 días.
Quiero que no te importe hacer el ridículo conmigo delante de la gente, sólo por el hecho de que los dos formamos parte de esa estupidez, y que entiendas que lo que los demás pueden ver como estúpido o fuera de lugar, yo lo veo como la forma de diferenciarme del resto, de demostrarte que yo no soy una más.
Y que quiero tener siempre algo nuevo que descubrir sobre ti, quiero que formes parte de mi pentagrama lleno de notas que desentonan.




Little M.

lunes, 21 de febrero de 2011

martes, 15 de febrero de 2011

~98.

-¿Qué te pasa?¿Estás preocupada por algo?
-La verdad es que últimamente no paro de darle vueltas a todo...
-¿Y qué vas a hacer?
-¡Comer chocapics!



Little M.

miércoles, 9 de febrero de 2011

~97.

Entonces ella, fue desabrochando uno a uno los primeros botones de la camisa, que quedaba cada vez más suelta. Dejó sus hombros al descubierto, repletos de lunares que parecían granos de arena mezclados con el color tostado de su suave piel.  
Se recogió el pelo en un moño dejando dos mechones caer suavemente sobre sus simpáticas orejas, y su cuello quedó expuesto a cualquier caricia que él estuviera dispuesto a hacer.
Entonces, se acercó hasta que empezó a notar como se le erizaba la piel al sentir su respiración tan próxima. Cerró los ojos, suspiró y rozó sus labios contra su cuello dibujando un camino lleno de fantasías hasta la espalda, a la que se aferró fuertemente, agarrándole de tal manera, que nunca pudiera separarse de ella.
Y una vez ahí, se sonrió.








Little M.

lunes, 7 de febrero de 2011

~96.

Lo que te dije mientras no me escuchabas.






Que me encantan los ositos de gominola.
Las trufas son mi perdición.
Me cuesta demasiado decidirme, para todo.
Me ofendo con facilidad.
Soy extremadamente sensible.
Odio que me subestimen.
Sueño mucho, quizás demasiado, pero son mis sueños.









Little M.

sábado, 5 de febrero de 2011

~95.




"Nunca serás ni siquiera un vegetal porque hasta las alcachofas tienen corazón!" 

domingo, 30 de enero de 2011

~94.

Y mientras, ella trata de hacer como si no fuese nada, como si al sentir su respiración sobre la nuca no la dieran escalofríos, como si los besos en la curva de la espalda no la hicieran sonreír, intenta que él no se de cuenta de la cara de idiota que pone cuando la abraza por detrás, o cuando la acaricia deslizando su mano desde la cadera hasta la cintura y viceversa.
Se esfuerza por disimular ese brillo en la mirada cada vez que huele a él, y aquella vez que una lágrima cargada de sonrisas quiso escapar de sus ojos para ser la primera derramada por felicidad.
Y sobre todo, no quiere que se de cuenta de que la encanta acurrucarse sobre su pecho y sentir su calor. Sentir, que necesita que la proteja, que la cuide.

Porque no quiere que sepa que es totalmente dependiente de él, de sus labios, de las constelaciones que forman sus lunares, de sus pestañas y de cada poro de su cuerpo.



 Parce que Je t'aime.




Little M.

miércoles, 26 de enero de 2011

~93.

-¿Puedes hacerme un favor? Ahora que estamos así, tumbados bajo la misma sábana. Abrázame. Pero abrázame fuerte, como si no quisieras dejarme escapar, como si quisieras pasarme toda la vida que hay en ti. Y quédate así un buen rato, hasta que suspire porque me de cuenta de que en realidad todo esto es jodidamente efímero, y me enfade conmigo misma por no saber aprovechar el momento, el instante en el que lo único que te importa es mi sonrisa, y esos ojos achinados que se me ponen como quien no quiere la cosa. Para que, después, me acaricies el pelo, me llames tonta y beses las lágrimas que sin querer se escaparon de mis ojos para descender por las mejillas. Y me recuerdes, que lo que importa es que ahora, estás aquí, a 1cm de mis labios y que la noche nunca fue tan larga.


Todo eso de que los besos de ciertas bocas saben mejor es un cuento que me sé desde el día que me dio dos besos y me dijo su nombre.

Little M.

sábado, 22 de enero de 2011

~92.

Pequeñas cosas que me hacen sonreír.


-El sonido de meter la cuchara en el mousse de yogurt.
-El olor a hierba recién cortada y a tierra húmeda.
-Las sonrisas torcidas.
-Que me digan "te quiero" mirándome a los ojos.
-Los días de Luna llena.
-Los paletos separados.
-Rodar colina abajo por el JCI.
-Mancharme la nariz con el helado.
-Despeinarla.
-Ver fotos viejas y ver como hemos cambiado.
-Sus ruiditos.
-Saber que cada día que pasa es un día menos para que ella vuelva.
-Las tormentas de verano.
-Correr bajo la lluvia.
-El olor a chimenea.
-El mar por la noche.
-Recordar las bombas calóricas que hacíamos cuando eramos pequeñas.
-Que me abracen sin pedirlo.
-Buscar cangrejos en el río.
-Caerme, pero con ellas.
-Su sonrisa.
-Fantasear con el futuro.
-El olor a mandarina.
-Viajar.
-Las mejillas coloradas.
-Los buenos libros.
-Las castañas asadas.
-Los "¡eres una vacaburra!"
-Sus pelos locos.
-Conseguir lo que me propongo.
-Tropezarme y acabar tirada en la acera con Laura.
-Abrir la bolsa de lacasitos y que salgan todos volando.




Y seguir pasando momentos increíbles para luego poder recordarlos con una buena sonrisa dibujada en la cara.



Little M.

jueves, 20 de enero de 2011

~91. Un hombre admirable.






"Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros –aquí matizaré ministros y ministras– de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. No quiero que acabe el mes sin mentaros –el tuteo es deliberado– a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía. De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas.

Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia. Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana –que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural–, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña. Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí están las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico». O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien» y que éste no ha fracasado porque «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad», entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms». Con dos cojones.

Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente –recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española–. Deslumbrante, lo juro, eso de que «lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres», aunque tampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos». Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p’alante. Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet. La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente que estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.

Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio. Cuánto más peligro tiene un imbécil que un malvado."


~Arturo Pérez-Reverte.

lunes, 17 de enero de 2011

~90.

A veces, lo único que necesito es tu calor. Otras, que te alejes unos días de mi.
Perdona si algún día te hice creer que me conocías de verdad., porque fue el mayor error que pude cometer.
Y la verdad es que me asusta el hecho de que puedas llegar a saber como hacerme llorar o reír, como enfadarme o por el contrario, hacer que te adore.








Little M.

sábado, 15 de enero de 2011

~89.

Deseaba poder descansar sobre sus labios cuando el día se tornase gris, pasear sobre sus largas pestañas y admirar el brillo de sus ojos. Acariciar su cuello lentamente, y marcar el camino hasta su oreja con dulces besos.
Y detenerse ahí unos minutos, lo suficiente para susurrarle que no hay mejor sitio para estar que en su regazo, que le dan escalofríos cuando la abraza fuerte, y sobre todo, que le quiere, que siempre le quiso.
Que le quiso cuando se enfadó de manera tonta con él, le quiso cuando la miró con deseo, le quiso cuando la dijo te quiero, le quiso cuando la animó, cuando la limpió las lágrimas, cuando la hizo cosquillas, cuando la persiguió por Madrid para pisarla los pies, cuando se rió de su torpeza, cuando se preocupó. 
Le quiso aún más cada vez que no la dejó sola, cada momento que la recordó lo bonita que era.
Y que quería seguir riendo junto a él, siendo incapaz de enfadarse, por mucho mucho tiempo.









Nunca había echado tanto de menos una simple sonrisa. 




Little M.

domingo, 9 de enero de 2011

~88.

Me puse a reflexionar, y miré a mi alrededor. ¿Y sabes qué? No vi a los niños de 10 años jugando al rescate en la calle o con los tazos, no vi a las niñas de 11 años jugando con muñecas o saltando a la comba, no vi a los de 16 leyendo, y no vi a ninguno de ellos ayudando a una chica que se había caído, tampoco les vi viendo las noticias o interesándose por lo que pasa más allá de su ombligo, no les vi en manifestaciones, ni tratando con un mínimo respeto a sus profesores.
Vi a niños de 10 años jugando con su iPhone, a niñas de 11 años fumando y bebiendo, a los de 16 rompiendo y quemando libros, vi como se reían de un indigente, vi como no sabían que pasó en Haití, alguno ni siquiera sabía que existía, vi como se sentían más mayores por haber probado la "coca", como se sentían orgullosos de escribir "vesos", "caveza" y "havlar", vi como un niño de 12 años llamaba a su profesor "gilipollas incompetente" en su propia cara.

Con esto no pretendo generalizar puesto que se que hay más de uno que no se identifica con nada de lo que he escrito, pero definitivamente, creo que lo que vi y cada día está más claro, es que la gente se vuelve inútil demasiado rápido.









Little M.